Pronunciamientos

En esta sección encontrará los pronunciamientos públicos en materia de trabajo, empleo y seguridad social, difundidos por instituciones públicas, privadas y organizaciones sociales, sindicales y empresariales.

COMUNICADO DE LOS TRABAJADORES DE LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO

comunicado-de-los-trabajadores-de-la-defensoria-del-pueblo

EL FUJIMORISMO Y LA PRECARIZACIÓN DEL TRABAJO
 ¡POR TRABAJO DIGNO, KEIKO NO VA!

El trabajo es el más importante medio de generación de ingresos, fuente principal de creación de riqueza, y actividad a la que dedicamos la mayor parte de nuestras vidas. Sin embargo, el trabajo no solamente tiene una dimensión económica, sino que además puede y debe ser un medio para acceder a una vida digna, con el respeto de nuestros derechos, y forma de realización humana.

En la actual coyuntura electoral, es importante recordar que durante la década fujimorista se implementó de manera autoritaria una reforma que precarizó las condiciones de trabajo de millones de peruanos. El fujimorismo, con el falso argumento de generar más puestos de trabajo, amplió las posibilidades de contratar temporalmente, permitió jornadas extensas, y facilitó el despido individual y colectivo. A causa de ello, actualmente, 2 de cada 3 trabajadores peruanos son contratados temporalmente, y 1 de cada 3 trabaja más de 50 horas a la semana, en la mayoría de casos sin el pago correspondiente.

El fujimorismo creó la figura legal del despido arbitrario limitando el derecho a la reposición, y afectando la vida y dignidad de millones de peruanos. La regulación del despido arbitrario afectó y afecta más gravemente a aquellas personas que requieren de protección especial: mujeres embarazadas, personas con discapacidad, adultos mayores sin derecho a pensión, entre otros.

El fujimorismo, implementó mecanismos de “formación laboral” que permiten hasta el día de hoy el trabajo juvenil sin derechos laborales ni protección adecuada. Asimismo, limitó abusivamente la actividad de los sindicatos. Se denunciaron a nivel internacional más de 2,600 despidos antisindicales, y la tasa de afiliación sindical cayo de 22% (1990) a alrededor del 5% (2014).

El fujimorismo debilitó el Ministerio de Trabajo en su presupuesto y competencias. La mayoría de servidores estatales, entre ellos los propios inspectores de trabajo, no tenían reconocidos sus derechos laborales. La dictadura fujimorista, en sus últimos años, inclusive intento eliminar el propio Ministerio de Trabajo, reemplazarlo por una Sala Laboral del Poder Judicial, y que el Ministerio de la Producción asuma parcialmente sus competencias.

El fujimorismo, impuso el régimen de AFP, generando grandes ganancias para sus propietarios vinculados al sector financiero (dueños de bancos y compañías de seguros), y perjudicando a miles de adultos mayores y jubilados. Funcionarios fujimoristas de alto nivel como su ministro de economía (Boloña) se beneficiaron directamente con la creación de las AFP. En la actualidad solamente uno de cada tres adultos mayores accede a una pensión (en un monto insuficiente), y la reciente Ley de retiro voluntario de fondos de las AFP es una muestra del fracaso de este sistema.

Una causa importante de que el crecimiento económico no beneficie a la mayoría de los peruanos reside en que la negociación colectiva es muy limitada o inexistente, y que la seguridad social no cumple su función redistributiva sino que esta concebida como un negocio privado. La situación actual de la regulación laboral y la crisis de la seguridad social son herencia de las reformas fujimoristas.

El fujimorismo lleva entre sus filas a personajes que recuerdan y representan las épocas más oscuras para los trabajadores. Es conocido que su candidato a primer vicepresidente (Chlimper) manifestó públicamente que debería intervenirse de manera violenta en una huelga, y que su candidata presidencial (Keiko Fujimori) se ha reunido con el representante de una red mafiosa acusada de asesinar a dirigentes sindicales del sector construcción.

Ante ello, y por el grave riesgo que representa para los ciudadanos y trabajadores peruanos, consideramos necesario cerrar el paso al fujimorismo. Somos conscientes de que la propuesta de PPK se inscribe dentro del liberalismo económico que se implantó en nuestro país en la década de los 90. Sin embargo, también somos conscientes de los gravísimos riesgos que implica un triunfo del fujimorismo respecto de la concentración de poderes, las múltiples evidencias de alianzas con la corrupción y el narcotráfico, así como la irreparable afectación para la memoria histórica y dignidad de los peruanos. Por ello, afirmamos un voto en defensa de la democracia, la memoria y la dignidad.

¡No a Keiko! ¡No al Voto Blanco ni Viciado! ¡Voto Crítico por PPK!

Javier Neves Mujica                                         Alvaro Vidal Bermúdez

DNI 07203543                                                DNI
 09608904

Mariela Belleza Salazar                                   Christian Sánchez Reyes

DNI 40070549                                                DNI 09674209

Carlos Mejía A.                                               Enrique Fernández Maldonado

DNI 25728522                                                DNI 10269471

Miguel Canessa Montejo                                 Edgardo Balbin

DNI 09180831                                                DNI 07627936

María Bastidas Aliaga                                     Claudia Cisneros

DNI 19931532                                                DNI 10276060

Javier Mujica Petit                                           Indira Huilca Flores

DNI 07217677                                                DNI 45218393

Wilfredo Sanguinetti Raymond                        Gianina Echevarría Gutarra

DNI 08803608                                                DNI 42397701

Dante Alfaro Fontaine                                      Willman Meléndez

DNI 25537948                                                 DNI 42821994

Víctor Cáceres                                                 Jason Day

DNI 41868098                                                 DNI 43685376

Luis Enrique Mendoza Chávez                         Raúl E. Mauro Machuca

DNI 44388079                                                 DNI 09941321

Carlos Castillo Peralta                                      Giovanny Romero Infante

DNI 09825837                                                 DNI 45448754

Siguen adhesiones . . .

(El comunicado no refleja necesariamente la posición del Comité Directivo del blog)

FEDERACIÓN DE CONSTRUCCIÓN CIVIL Y CAPECO ORGANIZAN 1er FORO CONSTRUCCIÓN: “REACTIVACIÓN ECONÓMICA, SEGURIDAD CIUDADANA Y DERECHOS LABORALES”

Atención con este foro. Son pocas las veces que empresarios y trabajadores organizan eventos públicos conjuntos. Más esporádicas o excepcionales las que negocian por rama de actividad o grupo empresarial. Es el caso del sector de construcción civil. Es este jueves 25 de febrero. No falten!

FEDERACIÓN CONSTRUCCIÓN CIVIL

PRONUNCIAMIENTO DE PROFESORES UNIVERSITARIOS Y ESPECIALISTAS EN DEFENSA DE LA JURISPRUDENCIA CONSTITUCIONAL SOBRE EL DESPIDO

En tiempos recientes y luego de la renovación de seis magistrados del Tribunal Constitucional, sectores del empresariado apoyados por determinados medios de comunicación, vienen ejerciendo fuerte presión sobre éste para que modifique la jurisprudencia que desde el año 2000 ha establecido sobre la protección de los trabajadores contra despidos lesivos de sus derechos constitucionales. Ante ello, expresamos lo siguiente:

  1. La referida jurisprudencia se ajusta estrictamente a los principios constitucionales al establecer que todos los sectores del ordenamiento, sin excepción, se encuentran sujetos al control constitucional, el cual, según consolidada doctrina constitucional, comprende los actos entre sujetos privados.
  2. La jurisprudencia del Tribunal Constitucional en materia de despido es, además, coherente con el contenido del “derecho al trabajo”, que han afirmado muchos tribunales constitucionales en el mundo, conforme al cual este comprende el derecho de todo trabajador a no ser despedido sin causa justa. A través de las figuras del “despido incausado” y “fraudulento”, el TC tutela al trabajador frente a despidos que vulneran este derecho, expresamente reconocido en el artículo 22° de la Constitución.
  3. Dicha jurisprudencia no ha restablecido, como se afirma equivocadamente, la estabilidad laboral absoluta pues esta supondría que todo trabajador despedido arbitrariamente debe ser repuesto, lo cual no sucede pues la ley prevé en este caso sólo el pago de una indemnización. Según el criterio del TC la reposición del trabajador únicamente procede cuando este acredita que su despido ha conllevado la vulneración de un derecho fundamental, situación distinta a la de un régimen de estabilidad laboral. La reposición se funda en el artículo 1° del Código Procesal Constitucional que establece la restitución de los derechos fundamentales agraviados.
  4. Los criterios aplicados por el TC en relación al despido han significado para los trabajadores peruanos la tutela efectiva de sus derechos fundamentales en la relación laboral por lo que un abandono de aquellos, representaría un grave retroceso al negar el amparo a ciudadanos agraviados en sus derechos constitucionales y convertir las relaciones laborales en un sector exento del control constitucional, propiciando así situaciones de abuso y autoritarismo incompatibles con el Estado Constitucional.

Lima, mayo del 2015

Carlos Blancas Bustamante
Javier Neves Mujica
Alfredo Villavicencio Ríos
Jorge Villante Aranibar
Wilfredo Sanguineti Raymond
Aldolfo Ciudad Reynaud
Marta Tostes Vieira
Estela Ospina Salinas
Guillermo Boza Pró
Guillermo Miranda Hurtado
Christian Sánchez Reyes
Alvaro Vidal Bermúdez
Pedro Francke Ballvé
Martín Carrillo Calle
Elmer Arce Ortíz
Javier Mujica Petit
Enrique Fernández Maldonado
Paul Paredes Palacios
Julio Franco Pérez
José Marcos Sánchez Zegarra
Siguen Firmas

EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS

Comunicado publicado en La República

Asistimos en las últimas semanas a una intensa campaña en medios, promovida por algunos gremios empresariales y mediáticos, que insisten en exigir al gobierno reformas en la legislación laboral, orientadas a reducir los derechos de los trabajadores/as ampliando los regímenes especiales al conjunto de trabajadores/as, argumentando que esto incentivará la inversión privada en momentos de desaceleración económica y pérdida de competitividad.

Creemos que esta es una campaña tendenciosa, que no se ajusta a la evidencia empírica, cuyo principal objetivo es mantener las tasas de ganancias de un sector de empresas, a costa de la calidad de vida y la precariedad en el empleo de los peruanos. Sobre el particular queremos señalar lo siguiente:

  • Es falso que el régimen laboral general vigente genere elevados costos de despido. Dicha legislación dispone de múltiples modalidades de contratación temporal que permiten a las empresas cesar a su personal sin incurrir en el pago de ninguna indemnización por despido, ya que basta con esperar la finalización del respectivo contrato –de corta duración– para prescindir de los servicios de los trabajadores.  Dos de cada tres trabajadores/as formales del sector privado están sujetos a contratos temporales.
  • En cuanto a la minoría de trabajadores/as contratados a plazo indefinido, la legislación laboral establece una gran variedad de causas de término de la relación laboral que no acarrean el pago de indemnización alguna. Causas vinculadas con la conducta y capacidad de los trabajadores/as, así como con la situación de la empresa.
  • No es verdad que el aumento de la remuneración mínima incremente la informalidad laboral. Por el contrario, en el período 2005-2013, en el cual la remuneración mínima se elevó en 5 oportunidades, la tasa de informalidad laboral en el sector empresarial privado se redujo en 11,4 puntos porcentuales (pasando de 68,8% a 57,4% a nivel nacional) y el porcentaje de trabajadores/as que perciben remuneraciones inferiores a la mínima disminuyó en 12,1 puntos porcentuales (pasando de 46,2% a 34,1%). Adicionalmente, un aumento en la remuneración mínima generaría un mayor consumo interno, lo que implicaría mayor producción local y mayor contratación de personal.
  • Es falso que eliminando y reduciendo derechos laborales y beneficios sociales –como sucede con los diversos regímenes especiales (micro y pequeña empresa, agrario, exportación no tradicional, trabajadores/as del hogar)– se promueve la inversión y la formalidad laboral. En tal sentido, a pesar que los regímenes laborales especiales de la micro y pequeña empresa han reducido significativamente los costos laborales no salariales (beneficios laborales) de un 54% adicional de la remuneración mensual, a 5% y 29,1% respectivamente, sólo se han formalizado el 8,4% de microempresas y el 6,7% de pequeñas empresas bajo los estándares de dichos regímenes desde octubre del 2008. Ello muestra que los principales incentivos para la formalización laboral no están vinculados a la reducción de beneficios laborales, sino que únicamente genera una mayor precarización del empleo.
  • Incluso en el caso de la microempresa, la tasa de informalidad laboral se ha mantenido en niveles cercanos al 90%, a pesar de la disminución de beneficios laborales contenida en su régimen laboral especial y el contexto de reducción general de la informalidad laboral, que curiosamente ha disminuido significativamente en los segmentos empresariales sujetos a la legislación laboral general (el 86% de trabajadores formales en el sector privado recibe los beneficios establecidos por la regulación laboral general).
  • Es necesario avanzar en mejoras en la regulación laboral y el fortalecimiento de la acción estatal que permitan el ejercicio pleno de los derechos individuales y colectivos en el trabajo (actualmente sólo el 6,4% de trabajadores del sector privado formal se encuentra sindicalizado). El Estado debe garantizar la libertad sindical y promover la negociación colectiva como los mecanismos principales para el diálogo social y una distribución razonable y justa del ingreso producido colectivamente, considerando que los trabajadores que acceden a la negociación colectiva tienen la posibilidad de obtener mejores remuneraciones que aquellos que no lo hacen (remuneraciones 50% mayores en promedio).
  • Insistir en la reducción de beneficios laborales sólo contribuirá a incrementar la inequidad en la distribución del ingreso entre empresas y trabajadores, cuya brecha se ha ampliado en 18,9 puntos porcentuales del PBI, a favor de las primeras, en los últimos 20 años.
  • Es necesario implementar una reforma integral y sostenible de la seguridad social en sus distintas ramas (salud,  pensiones, riesgos de trabajo, entre otros). Dicha reforma debe garantizar que se cumplan los fines propios de la seguridad social y no estar desconectada de las necesidades de los ciudadanos/as. La seguridad en los ingresos en las distintas etapas de la vida y la protección de la salud son derechos humanos que deben ser garantizados de manera universal por el Estado, sin perjuicio de que los trabajadores y trabajadoras cuenten con seguros o pensiones privadas de carácter complementario. Actualmente el 37,8% de los trabajadores/as no está cubierto por ningún seguro de salud, mientras que el 67% no se encuentra afiliado a ningún sistema de pensiones.
  • Para superar el problema de la informalidad y generar las condiciones propicias para la creación de empleos adecuados, es necesario que el Estado fomente el fortalecimiento empresarial y la mejora de los niveles de productividad de las empresas, promoviendo encadenamientos productivos, el acceso a tecnología limpia, la capacitación laboral, simplificación administrativa, acceso a financiamiento y nuevos mercados, etc. Los “costos laborales” son sólo uno de los factores –no el único ni el más importante– que contribuye a la competitividad y al éxito de los emprendimientos empresariales.
  • Finalmente, es importante precisar que según el índice de competitividad global del World Economic Forum 2013-2014 (conformado por 12 pilares), el Perú se ubica en el segundo quintil superior mundial en el ranking del pilar “eficiencia del mercado de trabajo” (competitividad laboral), siendo superado sólo por Chile a nivel de Latinoamérica.

Por todas estas razones, consideramos inoportuna y errada la campaña emprendida por algunos sectores para reducir y flexibilizar aún más las normas laborales, que, como hemos visto, no inciden directamente en el objetivo de la formalización laboral ni en la mejora de la calidad del empleo. Por el contrario, planteamos promover el trabajo decente y el cumplimiento de los derechos fundamentales de los trabajadores/as.

Lima, 15 de Octubre de 2014

Javier Neves Mujica / DNI 07203543
Óscar Dancourt Masías / DNI 07928157
Alfredo Villavicencio Ríos / DNI 06517358
Óscar Ugarteche / DNI 08270749
Carmen Vildoso Chirinos / DNI 07247484
Wilfredo Sanguineti Raymond / DNI 08803608
Humberto Campodónico Sánchez / DNI 06750288
Enrique Fernández-Maldonado / DNI 10269471
Pedro Francke / DNI 10146581
Álvaro Vidal Bermúdez / DNI 09608904
Ernesto de la Jara Basombrío / DNI 07852765
Germán Alarco Tosoni / DNI 06408983
Fernando Cuadros Luque / DNI 41394981
Marta Tostes Vieira / CE 000266496
Christian Sánchez Reyes / DNI 09674209
Javier Mujica Petit / DNI 07217677
Edgardo Balbín Torres / DNI 07627936
Paul Castellanos / DNI 09855781
Guillermo Miranda Hurtado / DNI 07875244
Fernando Eguren / DNI 08246625
Ana María Yañez / DNI 07806650
Mariela Belleza / DNI 40070549
Juan Carlos Vargas / DNI 06698120
Giovanna Larco / DNI 07818800
Raúl Mauro / DNI 09941321
Miguel Canessa Montejo / DNI 091808931
Adolfo Ciudad Reynaud / DNI 10226127
Andrea Sánchez / DNI 42153117
Carlos Alonso Bedoya / DNI 10813358
Efraín Guerra  / DNI 07159065
Gianina Echevarría Gutarra / DNI 42397701
Luciana Guerra Rodriguez / DNI 44363818
Katty Caballero Sega / DNI 40543811
Alejandro Monteblanco Vinces / DNI 41942206
Luis Mendoza Legoas / DNI 42436623
Milagros Vivas Ponce / DNI 43939071
Enrique Arias Díaz / DNI 44293342
Joel Cáceres Paredes / DNI 42752194
Willman Meléndez Trigoso / DNI 42821994
Rodolfo Bejarano / DNI 07633423
Luis Miguel Sirumbal / DNI 07833813
Jorge Rojas / DNI 07462463
Kely Alfaro Montoya / DNI 44561170
Paul Maquet Makedonski Valdeavellano / DNI 41463182
Rossana Menacho Herrera / DNI 07219640

Comunicado publicado en La República